Golpe de Estado posmoderno en España

Foto art la Libre

No me quedé con una buena sensación tras el discurso del Rey. Mi primera impresión fue que me hubiera gustado percibir más empatía con la parte contraria. Quizás una llamada al diálogo en el último momento… que hubiera dicho algo sobre lo que ocurrió el domingo… algunas frases en catalán (que ha hecho el esfuerzo de aprender). Resumiendo: las cargas policiales habían dado una imagen tan mala de España, que me hubiera gustado que hubiera transmitido otra más amable. El problema es que las cosas han ido tan lejos que no estoy seguro de saber que discurso hubiera sido el bueno. Me reconozco incapaz de juzgar algo así en estos momentos.

Sigue leyendo

Anuncios

“Le discours d’un Roi”… et ce n’est pas un film.

Perdonad que escriba ésta vez en francés. Este artículo surgió respondiendo a una pregunta de alguien en francés. Y salió esto:

Je n’étais pas ravie par le discours du Roi. J’aurais voulu voir plus d’empathie. Peut-être un appel du dernier moment au dialogue… Un mot ici ou là pour les actions des policiers… Quelques phrases en catalan (qu’il a fait l’effort d’apprendre). Bref: les charges policières ont donné une si mauvaise image de l’Espagne, que j’aurais aimé qu’il en offre une autre, plus aimable.

Le problème, c’est que les choses sont allées si loin que je ne suis plus sûr de savoir quelle est la bonne réaction. Je suis incapable d’en juger.

(Faire click sur “sigue leyendo”)

Sigue leyendo

¿Y los Trumps de Europa?

No hace falta haber vivido varias vidas para reconocer los signos de que algo está pasando.Conviene recordarlo tras la victoria de Trump, pero los signos ya eran evidentes aquí en casa hace más un año, hace un mes, o la semana pasada. El más claro es el Brexit, callejón sin salida provocado por razones de política interna y décadas de demagogia británica antieuropea. Pero antes estuvo ese referéndum que Syriza organizó en Grecia contra sí misma, que luego ni siquiera respetó. Los ejemplos son múltiples. Lo que a mí me llama la atención son las pequeñas reacciones a todo esto de los responsables políticos que gestionan estas cosas. Son pequeñitos granitos de arena que se suben a la espalda unos de otros hasta formar una montaña llamada desconexión con el ciudadano europeo.

Sigue leyendo

¿Matarán los referéndums la UE?

La pregunta es legítima. Igual que Romeo y Julieta murieron de amor, la democracia directa puede matar las democracias europeas. Los franceses y holandeses dijeron que no a la Constitución europea, los daneses no al euro… hoy los británicos dicen No a Europa. La UE no avanzará con referéndums. La UE es un artefacto ilustrado, reconozcámoslo, todo para el pueblo pero sin el pueblo. Si le preguntas al pueblo, casi siempre prefiere lo viejo conocido. Y más después de años, décadas, de líderes políticos acusando a la burocracia europea de todos los males con el objetivo de no perder las próximas elecciones. Aunque saben perfectamente que las decisiones en la UE las toman ellos. No la Comisión o el parlamento.

Sigue leyendo

¿Y si Flandes estornudara?

 

 

La diferencia entre Bélgica y cualquier otro país de la UE con movimientos separatistas, es que los nacionalistas flamencos, al menos en teoría, pueden sentarse en el Consejo europeo con peso específico. Y esto, que es matemáticamente imposible en cualquier otro lado –los flamencos suponen el 60% de la población- podría llegar a cambiar algunas cosas. De hecho, hoy, el partido que más votos recibe en Bélgica es el independentista flamenco N-VA. Y el partido más ampliamente representado en el gobierno belga es la N-VA, cuyos miembros están ansiosos por reconocer una independencia unilateral de Cataluña y dar por supuesta su permanencia en la UE. ¿Es real la posibilidad de que en las próximas elecciones la N-VA pueda obtener votos suficientes como para paralizar el país a cambio de la independencia o el Estado Confederal?

Sigue leyendo