¿Vivero de yihadistas?

Hay tranquilidades más falsas que un billete de 15 euros. No ocurre nada y de pronto pasa todo. Ayer en Bruselas el sol ya había desaparecido –aquí en invierno no calienta ni con lupa- y estábamos ya a todos en casa protegiéndonos del frío cuando, poco antes de las seis de la tarde… explosiones, ráfagas de ametralladora y muertos. Sigue leyendo

Anuncios